La obligación de la cuñada

La obligación de la cuñada

images (11)

 

 

 

 

 

Uno de los mandamientos más extraños que tenemos en nuestra Santa Torá es el de la “obligación de la cuñada”, llamado “yibum” en hebreo.

La Torá dice, en el Libro de Dvarim (Deuteronomio 25:5-10) que en caso que muera un hombre casado sin dejar descendencia, su hermano debe casarse con su cuñada para perpetuar el recuerdo de su difunto hermano. En caso de no aceptar, tanto él como ella, el cumplimiento de este mandamiento, debe llevarse a cabo un corto proceso, llamado ‘jalitsá’ – descalzamiento,  en que ella descalza el pie derecho de su cuñado y escupir en el suelo delante de él, diciendo: “así se hace a quien no quiere construir la casa de su hermano”. Mientras no se haya cumplido este proceso, la viuda no puede casarse con ningún otro hombre.

Debemos recordar que hay una prohibición muy grave en la relación entre cuñados, que cuando la cuñada se divorcia, o cuando enviuda teniendo descendencia, está terminantemente prohibido casarse con ella bajo pena de “extirpación” (Caret). El mandamiento es únicamente cuando el hermano muere sin descendencia.

Resultado de guerras y persecuciones

Por desgracia, este mandamiento es bastante frecuente ya que tanto en tiempos antiguos como en los modernos, siempre hay accidentes de tráfico o, por desgracia, soldados que mueren en el frente dejando jóvenes viudas que aún no tienen descendencia. Entonces acude el Tribunal a la familia del difunto y el cuñado debe cumplir con su deber con la cuñada.

Hay muchas preguntas en este tema, tratadas todas ellas en el Tratado talmúdico de Yevamot. ¿Qué ocurre cuando hay varios cuñados, cuál de ellos será el encargado de cumplir con este deber? ¿Cómo se lleva a cabo exactamente este deber? ¿Qué ocurre si se descubre que la mujer está embarazada?

Expulsados y ‘nuevos’

Hace unos quinientos años, con la expulsión de los judíos de España, apareció una duda que no tenía respuesta explícita en el Talmud y que nuestros Sabios debatieron en sus obras halájicas: ¿Qué ocurre cuando el cuñado sobre quien recae la obligación ha sido bautizado o se ha convertido al Islam? O cuando, al revés, es la cuñada la que se ha convertido a otra religión. Esto ocurrió, cuando miembros de una misma familia salieron de la Península Ibérica dejando a otros que no quisieron o no pudieron huir y que se convirtieron en ‘Cristianos Nuevos’.

Por supuesto que casos parecidos ya habían ocurrido unos cien años antes en el mismo territorio ibérico cuando tuvieron lugar las gravísimas persecuciones antisemitas que comenzaron en Sevilla en el verano de 1391 y que cobraron muchas vidas judías. Muchos murieron y, por desgracia, otros muchos se vieron obligados a convertirse al Cristianismo. Así quedaron familias en que un hermano había muerto sin descendencia y su hermano era ahora cristiano. Y la viuda pregunta al Tribunal rabínico si puede reconstruir su vida casándose de nuevo, o si debe esperar que su cuñado ‘cristiano nuevo’ cumpla con su deber casándose con ella o llevando a cabo el proceso de ‘liberación’ al descalzar su pie derecho, como hemos visto antes.

Antes o después de la boda

Rabí Yaacov bar Asher, que perdió a sus hijos en tal revuelta antisemita, escribe en su libro ‘Arba’á Turim’, que en caso de que al casarse con su marido el cuñado ya se hubiera ‘anatemizado’ al bautizarse, ella no está obligada al mandamiento del ‘yibum’ (o la ‘jalitsá’) con él, ya que es como si no existiera tal hermano. No es una decisión del mismo rabí Yaacov bar Asher, sino que cita a rav Yehuday Gaón, una autoridad rabínica babilónica del siglo VIII, que ya es de la misma opinión.

Más de ciento cincuenta años después de rabí Yaacov bar Asher escribió otro autor, rabí Yosef Caro, que fue expulsado de España junto con todos los judíos cuando apenas tenía cuatro años, un extenso comentario sobre toda la obra de ‘Arba’á Turim’. Al llegar al capítulo 157 de la tercera parte, llamada Éven ha-Ézer, que trata de la Obligación de la Cuñada, sale violentamente rabí Caro contra el autor, diciendo que de ningún modo podemos eximir a la cuñada del antedicho mandamiento.

Según rabí Yosef Caro, no puede acusarse del error a rav Yehuday Gaón, ya que era ciego y sus alumnos fueron los que pusieron por escrito sus opiniones. Pero rabí Yaacov bar Asher no debía haber cometido el mismo error.

Judío para siempre

Declara rabí Yosef Caro (en las notas 4 y 5 del antedicho capítulo 157) que cualquier judío, aunque se haya convertido al Cristianismo, sigue siendo judío y si consagra por esposa a una mujer, su boda es válida y la mujer no podrá casarse con otro judío sin carta de repudio de su anterior marido.  Y aunque pasen varias generaciones, mientras la línea materna sea judía, los descendientes siguen siendo judíos por mucho que vivan y se comporten como cristianos.

En el Shulján Aruj, en el capítulo citado, expone la posibilidad de que haya dos cuñados, uno convertido voluntariamente al Cristianismo y otro que sigue fiel a su fe ancestral, y dice que debe acudir al judío fiel y que no basta con descalzar al cristiano, aunque halájicamente sigue siendo considerado como judío. Pero añade que si se trata de un anús, un judío que fue forzado a bautizarse en contra de su voluntad, la operación de ‘jalitsá’ se considera válida aunque hubiera otro cuñado fiel al Judaísmo.

La opinión de rabí Yosef Caro se base en gran parte en una Respuesta del sabio barcelonés de finales del siglo XIV, rabí Yitsjac bar Sheshet Perfet, o ‘Rivash’, conocido entre los cristianos como ‘Jaume de València’ por haber sido el rabino de aquella ciudad en 1385, quien ya en su primer capítulo se refiere a los problemas generados en las persecuciones del año 1391 que destruyeron completamente su Comunidad y le obligaron a emigrar a Argel donde murió unos diecisiete años después. El Rivash y rabí Shim’ón ben Tsémaj Durán, de Mallorca, se convirtieron en los dos grandes rabinos que se ocuparon del tema de los Anusim a finales del siglo 14 y principios del 15.

Segun tomado de, http://casa-anusim.org/2014/11/02/la-obligacion-de-la-cunada/ el jueves, 6 de nov. de 2014.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s