La cancelación de la película ‘La entrevista’

La cancelación de la película 'La entrevista'

La cancelación de la película ‘La entrevista’

¿Hasta qué punto dejamos que los terroristas dominen nuestras vidas?

por

La saga comenzó el verano pasado, cuando la agencia nacional de noticias de Corea del Norte prometió una “severa” y “despiadada” respuesta si la película era estrenada. En respuesta, los ejecutivos de Hollywood ordenaron que miles de imágenes fueran alteradas digitalmente para evitar ofender a Corea del Norte.

Pero el apaciguamiento no funcionó. El mes pasado, el sistema computacional de Sony Pictures fue hackeado, presumiblemente por aquellos que actúan en nombre de Corea del Norte. Cuando los hackers —quienes citaron los atentados del 11 de septiembre del 2001— amenazaron con atacar cualquier cine en el que se proyecte la película, las estrellas del film cancelaron una serie de apariciones promocionales y Sony Pictures descontinuó su publicidad televisiva. Al día siguiente, los cines cancelaron sus acuerdos de distribución.

Sony Pictures culpó a los cines, pero eso no responde por qué no contrataron de inmediato medios de distribución alternativos, como vender los DVD por Internet o ofrecer el contenido en formato streaming.

Esto no se trata de defender a la película, la cual es desde todo punto de vista una película de mal gusto, tonta y no cabe dudas que fue un error haberla hecho desde un inicio. La pegunta es: ¿hasta qué punto dejamos que los terroristas dominen nuestras vidas?

¿Qué está en juego?

Aclaremos algunas cosas:

  • El mundo está rebosante de terroristas cuya meta es atacar los valores occidentales, incluyendo la libre expresión y el capitalismo.
  • Los terroristas no se rigen por las mismas reglas que el resto de nosotros, y los intentos de apaciguamiento siempre tienen el efecto contrario y terminan envalentonándolos (¿Les suenan conocidos los Acuerdos de Munich?).
  • Para vencer a los terroristas —al igual que para vencer al abusador del colegio— se necesita determinación y el deseo de enfrentarlos.

Cuando el actor de Hollywood George Clooney intentó hacer que sus colegas firmaran una petición en contra de las demandas de los hackers, no fue capaz de obtener ni una sola firma. “Nadie quiso enfrentarlos. Nadie quiso adoptar esa posición”, lamentó él.

Y esta no es la primera vez que Hollywood se rinde ante terroristas.

Los escritores no querían una “fatwa sobre su cabeza” por la película.

La película de Roland Emmerich titulada 2012, mostraba imágenes de la destrucción de la Casa Blanca de Estados Unidos junto con otros monumentos religiosos como la Capilla Sixtina y la Basílica de San Pedro. Una notable omisión fue la Kaaba en La Meca, el lugar más sagrado del islam. “Debo admitir que quería hacerlo”, dijo Emmerich, “pero mi coguionista Harald dijo: ‘Yo no voy a tener una Fatwa sobre mi cabeza por causa de una película’… por lo que la dejé afuera”.

La novela de Tom Clancy, La suma de todos los miedos, se centra en torno a una conspiración palestina para detonar una bomba nuclear en el Super Bowl. El libro está lleno de imaginería del islam radical y termina con un decapitación en Arabia Saudita. Pero cuando Hollywood lo transformo en película, los villanos musulmanes de la novela fueron reemplazados por neonazis.

Luz versus oscuridad

¿Existe otra manera de responder?

En Israel —un país con altos índices de terrorismo— hay guardias armados y detectores de metal en todas las entradas a los bancos y al correo; las cuentas de los restaurantes vienen con un agregado de “cargo extra por seguridad”. Pero a pesar de estos “pequeños ajustes”, Israel ha logrado con éxito mantener el desarrollo normal de la vida.

No podemos permitir que un grupo de bárbaros determinen las reglas en base al uso de la fuerza.

Sí, tenemos miedo de que por ofender a los terroristas ellos bombardeen una sala de cine (a pesar de que en este caso, las fuerzas de seguridad dijeron que no había una amenaza real). Pero una sociedad que quiere tener sus libertades debe estar dispuesta a luchar por ellas.

El Ayatola de Irán está observando cuidadosamente esta muestra de debilidad y cobardía.

El caso de Sony Pictures sienta un mal precedente. Puedes estar seguro de que el Ayatola de Irán —además de una docena de grupos terroristas— están observando atentamente esta desafortunada muestra de debilidad y cobardía.

El caso de Sony Pictures no es el primero, y temo que tampoco será el último. Como dijo George Clooney, esto abre la puerta para que comience a haber una gran cantidad de chantajes. “Esto le podría pasar a una compañía eléctrica, a una marca de automóviles, a una cadena noticiosa. Le podría pasar a cualquiera… Debes tomar conciencia de lo que está pasando ahora, porque el mundo acaba de cambiar frente a tus ojos, y tú ni siquiera estabas prestando atención”.

Januca es la época del año en que ponemos una menorá en nuestras puertas y ventanas y difundimos la luz. Desde que los greco-sirios trataron de arrebatarnos nuestros valores, esta ha sido nuestra forma de combatir las fuerzas de la oscuridad. Ahora, 2.200 años después, si pretendemos vencer a la intimidación y al terror, entonces debemos incrementar nuestro firme compromiso con nuestros valores más queridos.

Segun tomado de, http://www.aishlatino.com/a/s/La-cancelacion-de-la-pelicula-La-entrevista.html?s=show el lunes, 22 de dic. de 2014.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s