RSS

La conexión judía del arco iris

21 Oct
Tiene siete colores el arcoíris?

¿Cuál es el significado detrás de la señal en el cielo que Dios le da a Noé?

por RABBI NOAH ARNOW

Una tarde, hace unos años, miré por la ventana de mi oficina y vi un arco iris. Le dije a la directora de educación de nuestra sinagoga, y por su sabia sugerencia, reunimos a los niños de la escuela hebrea para ver y recitar la bendición sobre el arco iris. (Bendito eres Tú, Señor nuestro Dios, Gobernante del Universo, que recuerdas el pacto, y es fiel al pacto de Dios, y cumple la promesa de Dios). Fue uno de esos momentos educativos perfectos y espontáneos que siempre recordaré.

Y recordar es realmente de lo que se trata un arco iris, al menos para Dios. Después del diluvio, Dios establece un pacto con Noé y pone el arco iris como una señal de este pacto “entre mí y la tierra” (Génesis 9:13), dice Dios:

“Cuando traiga nubes sobre la tierra y aparezca el arco en las nubes, me acordaré de mi pacto entre tú y yo y todo ser viviente entre toda carne, para que las aguas nunca más se conviertan en un diluvio para destruir toda carne. (Génesis 9: 14-15)

El arco iris, al parecer, es una forma como Dios recuerda el pacto para no destruir la tierra. Dios, sospechamos, se enojará con nosotros los humanos, de vez en cuando, y tal vez desee destruir el mundo nuevamente, pero el arco iris es un recordatorio de esta promesa de Dios de no volver a hacerlo.

Pero, ¿por qué es un arco iris el símbolo de este pacto? ¿Y qué debería significar para nosotros?

Un arco iris no es solo un arco iris, según el rabino Joseph Bechor Shor (Francia del siglo XII). Más bien, es Dios mostrándose a sí mismo. Esto se basa en un versículo de Ezequiel donde se compara la presencia divina con un arco iris:

“Como la apariencia del arco que brilla en las nubes en un día de lluvia… era el aspecto de la apariencia de la Presencia del Señor.” (Ezequiel 1:28)

Podemos asumir que Dios no se mostraría a sí mismo si tuviera la intención de destruir el mundo, por lo que ver un arco iris, ¡es de hecho una gran señal!

De hecho, algunos dicen que el arcoíris en sí no es el símbolo, sino el hecho de que el arco iris se vea en las nubes. Originalmente, sugiere el rabino Isaac Caro (un erudito sefardí de los siglos XV-XVI y tío del autor de Shulchan Aruch, Joseph Caro), los arco iris no se podían ver desde la tierra porque estaban oscurecidos por nubes espesas, y fueron estas nubes espesas y pesadas las que produjo las lluvias torrenciales. Pero después del diluvio, afirma Caro, Dios diluyó las nubes, dejándolas incapaces de producir inundaciones de esta magnitud y permitiendo que los arcoíris pudieran verse. Entonces, el símbolo no es sólo el arco iris y nuestra capacidad para verlo, sino también las nubes.

En otra interpretación del significado del arco iris, Nahmanides (España del siglo XIII) sugiere que es un arco (como en un arco y una flecha) que ya no apunta a la tierra. El diluvio era Dios apuntando a la tierra, pero el arco ahora apunta lejos de la tierra, y ya no tiene cuerdas ni flechas. Mostrar esta arma desactivada es una especie de alto el fuego: sostener el arma apuntando hacia ti, lejos de tu objetivo inicial. En este sentido, un arco iris se trata de Dios dejando a un lado la ira de Dios y haciendo las paces con nosotros.

Otros eruditos judíos han visto en el arco iris un símbolo de paz diferente. Un comentarista medieval vio un arco iris como una combinación de fuego y agua, coexistiendo en perfecta paz en el mundo natural.

Un enfoque más moderno por parte del rabino Samson Raphael Hirsch (Alemania del siglo XIX) sugiere que cada uno de los diferentes colores del arco iris representa un tipo diferente de persona. En esta lectura, el rojo, el anillo más externo del arco iris, es el más cercano a los cielos y está relacionado con Adán, la persona que fue creada directa e inmediatamente a la imagen de Dios. (Adán y la palabra hebrea para “rojo” [adom] comparten la misma raíz: las letras aleph, daled y mem.) Los otros colores representan personas y otras formas de vida que están cada vez más lejos de la imagen de Dios, pero todo el espectro en conjunto es luz blanca pura, que representa la pureza de Dios. Por lo tanto, el arco iris se convierte en un símbolo de unidad para toda la vida.

Al darse cuenta de que el arco iris es la mitad de un círculo, el rabino Shlomo Riskin (un prominente rabino ortodoxo nacido en Estados Unidos en Israel) escribe:

El arco iris es la mitad de una imagen, carente de una segunda mitad para completar el círculo de totalidad. Dios puede prometer no destruir a la humanidad, pero dado que Dios creó a la humanidad con libertad de elección, Dios no puede garantizar que la humanidad no se destruirá a sí misma.

Esto quiere decir que Dios se encargará de la parte del arco iris que le corresponde, pero tenemos que hacer nuestra parte, ser los socios de Dios en el cuidado del mundo. Me encanta esta interpretación, porque nos da un trabajo importante, y calcula con mi propio sentido de la realidad, que tenemos libertad de elección con la que Dios no interferirá.

Para mí, sin embargo, el arco iris se trata de ver. Como cantaba Kermit the Frog en The Muppet Movie, “Los arcoíris son visiones, pero también ilusiones. Y los arcoíris no tienen nada que ocultar “.

Un arco iris es la refracción de la luz a través de gotas de agua, rompiendo la luz blanca para que podamos ver los distintos colores que la componen. Un arco iris nos permite ver algo que normalmente no podemos ver. Vemos un arco iris en el momento preciso cuando la lluvia ha terminado pero el aire todavía está húmedo por la humedad, cuando podemos sentir tanto la lluvia como el sol, tanto el peligro como la oportunidad.

Todos hemos tenido momentos en nuestras vidas en los que de repente vemos con más claridad, cuando las nubes frente a nuestros ojos se levantan y podemos ver no solo blanco y negro, sino muchos tonos de color, de matices. Quizás la visión moral en el mundo estaba en blanco y negro: bien y mal, vida o muerte, correcto o incorrecto, al principio del Génesis, a lo largo de las historias de Adán y Eva, Caín y Abel, Noé y su generación. Sin embargo, de repente, después del diluvio, las nubes se levantan y tanto Dios como la gente pueden ver colores que nunca antes habían visto. De repente, pueden ver los matices y las personas ya no son del todo buenas ni del todo malas.

¡Quizás por eso hay tantas canciones sobre arcoíris!

Según tomado y traducido de, https://www.myjewishlearning.com/article/the-rainbow-in-jewish-symbolism/?utm_source=mjl_maropost&utm_campaign=MJL&utm_medium=email

Traducción por: (drigs, CEJSPR)

 
Leave a comment

Posted by on October 21, 2020 in Uncategorized

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

 
%d bloggers like this: