RSS

El Rostro de Di-s

06 Mar
por Rabino Simon Jacobson

Secretos íntimos

Hay algo en el capítulo de la Torá de esta semana que siempre me ha tocado de una manera muy poderosa.

Contiene quizá, la descripción más íntima que jamás encontrará sobre la interacción de un ser humano con Di-s. “Di-s habla con Moisés cara a cara, como una persona habla con un amigo cercano” (Éxodo 33:12). Esta descripción es lo más cerca que podemos estar de la intimidad de un ser humano con Di-s. NADIE ha vivido esta experiencia al nivel como Moisés la vivió, nadie.

Moisés había subido al Sinaí para recibir el mandato divino llamado Torá. Mientras tanto, los israelitas que lo esperaban abajo, temiendo que éste no regresara, construyeron el Becerro de Oro. Moisés inicia el descenso con las Dos Tablas que contienen los Diez Mandamientos. Al ver la parodia del pueblo, el Caudillo rompe las tablas al pie de la montaña.

Moisés regresa a la montaña suplicando a Di-s por expiación. Y aquí es donde se produce una fascinate discusión. Con algunas reservas para no sonar demasiado irreverente; la conversación entre Moisés y Di-s no es simplemente la de una criatura y su Creador, la de un sirviente y su Amo, o la de un súbdito y el Gobernante; mas bien se trata de una conversación amorosa, íntima, incluso romántica.

Cada aspecto de este diálogo contiene una miríada de lecciones sobre cómo enfrentar situaciones difíciles y cómo confrontar a Di-s, lecciones que se pueden aplicar para reparar todo tipo de relaciones.

De hecho, la conversación de esta semana entre Moisés y Di-s nos enseña la verdadera naturaleza de una relación saludable, ya sea entre usted y Di-s, o entre usted y su amada.

Moisés comienza de inmediato con el reconocimiento total del crimen. “La gente ha cometido un pecado terrible al hacer un ídolo de oro”.

Lección # 1: Divulgación total. La confianza no se basa en la perfección, sino en la responsabilidad. Cuando se ha cometido un error o un delito en contra de su ser querido, no se niega ni se encubrirá el delito. No comienzas con excusas y explicaciones. Usted declara claramente que se ha cometido un mal.

A continuación, Moisés dice: “Ahora, si quieres, perdona su pecado”. Una vez que ha reconocido plenamente su pecado y sin excusas, puedes confiar en que serán responsables y, por lo tanto, dignos de tu perdón.

Lección # 2: Valentía para sanar. Moisés no retrocedió con culpa o miedo después que se cometió un pecado tan grave. Una vez ha ocurrido un agravio, muchas personas simplemente se rinden y se sumergen en la desesperación. El extremo opuesto de la negación es la resignación: el crimen es tan intenso que te vence con culpa y vergüenza hasta el punto de rendirte. Después de llevar a cabo el reconocimiento inmediatamente debe venir la fuerza y ​​la convicción para sanar.

Luego Moisés agrega: “Si no [y no los perdonas], puedes borrarme del libro que has escrito”.

Lección # 3: Total dedicación y sacrificio. Como un verdadero y desinteresado líder, Moisés no se disocia del pueblo pecador, algo que fácilmente podría haber hecho siendo que él no tenía la culpa de su pecado. Di-s incluso le dio la oportunidad de construir una nueva nación. Sin embargo, en su gran amor por la gente y en su total convicción de que Di-s amaba al pueblo, Moisés no toma el camino fácil de huir. Él se enfrenta a Di-s y temerariamente declara: “¡Si los destruyes, destrúyeme a mí también”!

Oh, cómo podríamos usar un líder así hoy …

Pensarías que la comunicación termina en este punto. Si alguien tratara de convencerte para que perdones a tu traidor cónyuge de la manera en que Moisés trató de convencer a Di-s para que perdonara la traición de los israelitas, la conversación, ¿continuaría?

Pero no. La conversación no solo continúa, sino que se intensifica transformándose en la más íntima conversación que jamás escucharás en tu vida.

Di-s al principio se niega a perdonar a la gente. Moisés no se amilana y decide subir el tono:

              “Me dijiste que trajera a estas personas [a la Tierra Prometida] … También dijiste que me conoces por    mi nombre y que he encontrado favor [‘cadena’] en Tus ojos. Ahora bien, si en verdad he hallado gracia          ante Tus ojos, permíteme conocer Tus caminos, para que sepa [seguir] encontrando gracia ante Tus               ojos, y asegurarme de que esta nación sea Tu pueblo … Tu presencia [debería] … acompañarnos.”

Esto provoca la respuesta de Di-s: “Ya que has encontrado gracia ante Mis ojos y te conozco por tu nombre, también cumpliré esta petición tuya”.

Pero Moisés no está pacificado; quiere y pide más: “Por favor, muéstrame Tu Gloria”. A lo que Di-s responde: “Haré todo Mi buen paso ante ti, y revelaré el Nombre Divino en tu presencia …”

Di-s luego explica: “No puedes ver Mi Presencia, porque un hombre no puede verme y existir. [Pero] tengo un lugar especial donde puedes pararte en la montaña rocosa. Cuando pase Mi Gloria, te colocaré en una grieta en la montaña, colocando Mi mano sobre ti hasta que Yo pase. Entonces quitaré Mi mano y verás Mi ‘espalda’, y Mi rostro no verás “.

Entonces Di-s le dice a Moisés que talle otro juego de tablas en las que Di-s escribirá las mismas palabras que estaban en las primeras tablas. “Prepárate por la mañana para escalar el monte Sinaí y espérame en la cima de la montaña. Ningún hombre puede subir contigo y nadie más puede aparecer en toda la montaña. Incluso el ganado vacuno y las ovejas no pueden pastar cerca de la montaña “.

Entonces Di-s se reveló a Sí mismo cuando “descendió en una nube y se paró allí con él. Llamó el nombre de Di-s. Di-s pasó ante [Moisés] y proclamó [los trece atributos divinos de la compasión]: Di-s, Di-s, Omnipotente, misericordioso y bondadoso, lento para la ira, con tremendo amor y verdad … “

Al escuchar los trece atributos Divinos, Moisés inclina la cabeza y se postra, y dice: “Si en verdad estás complacido conmigo, oh Di-s, por favor ve entre nosotros … Perdona nuestros pecados y errores y haznos tuyos “.

Entonces Di-s hace un pacto “ante todo tu pueblo y hará milagros que nunca antes han existido en todo el universo, entre ninguna nación… Ten mucho cuidado… no te inclines ante ningún otro dios, porque se sabe que Di-s exige adoración exclusiva “.

El final de la historia es que después de 80 días de oración, Moisés prevalece y Di-s concede el perdón completo del pueblo en Yom Kipur, que a partir de entonces se convierte en el día más sagrado del año.

Por críptica que sea esta conversación entre Moisés y Di-s, varias cosas están claras: el tono y el lenguaje resuenan con profunda intimidad. Si no sabías que se trataba de una conversación entre el hombre y Di-s, bien podría ser un diálogo romántico de amor. De hecho, Moisés tuvo un romance con Di-s.

Otro hecho obvio es que Moisés no se contenta con obtener el perdón divino; Moisés usa este desafío como una oportunidad para “profundizar” en la personalidad única de Di-s y las formas misteriosas de El Eterno. Moisés quiere llegar tan lejos como pueda para experimentar la Esencia de Di-s.

Uno pensaría que dadas las circunstancias, con la gente claramente culpable de un crimen terrible, Moisés querría asegurarse el perdón de Di-s y salir “de allí” lo antes posible. Pero no. Moisés tiene absoluta confianza en el amor de Di-s por el pueblo y no está satisfecho con el mero “control de daños”. Se da cuenta de que la traición ofrece una oportunidad sin precedentes para acceder a las dimensiones más profundas del “ser” de Di-s para que nosotros, las personas, podamos tener una relación infinitamente más profunda con Di-s para siempre, una que nunca se rompería, una que podría trascender todas las dificultades. y así darnos esperanza y confianza eternas.

Esto nos brinda más lecciones vitales en la gestión de relaciones.

Lección #4: Crecer y seguir creciendo. Una traición a la confianza no debe privarnos para recuperar la confianza; en su lugar, debe convertirse en un catalizador para profundizar la relación. Pero debemos recordar que no se trata de simplemente volver al punto de partida; esto no es suficiente. Tal acto no redimiría el dolor y la pérdida. Todo desafío debe llevarnos a un amor más profundo que aquel con el que comenzamos. Esta es una excelente oportunidad para descubrir vínculos más profundos, lazos que podrían resistir la confianza rota, porque reflejan un amor más profundo que la traición.

Lección # 5: Nunca te rindas. El verdadero amor es incondicional y eterno. Cuando estás seguro de que amas a tu amado y tu amada te ama, nunca dejas de intentar reparar cualquier ruptura entre los dos. [Obviamente, esto no debe confundirse con la obsesión o el enamoramiento, que no siempre reflejan un amor incondicional y saludable. Es posible que se necesite una voz objetiva para ayudar a determinar si el amor es del tipo saludable o no saludable]. Moisés sabía que Di-s no estaba sujeto a ninguna regla que limitara Su amor por el pueblo. Sabía que lo que necesitaba era ser absolutamente honesto en su petición de perdón, y prevalecería.

Lección # 6: Reciprocidad. Cuando veas que tu amado/a conoce íntimamente tu nombre [el conocimiento, “daas”, en hebreo está relacionado con la intimidad], entonces puedes pedir a cambio: “permíteme conocer tus caminos, para que sepa cómo [continuar] encontrando favor en tus ojos “. Una relación se trata de igualdad y reciprocidad.

Lección # 7: Obtener reconocimiento. Cuando se cuestiona una relación, es fundamental acceder a la parte profunda de la conexión que existe entre usted y su amado/a. Por lo tanto, Moisés le dice a Di-s: “Tú me conoces por mi nombre y que he hallado gracia ante Tus ojos”. “Tú me conoces como nadie más lo hace. Por tanto, sabes que estoy aquí con toda mi sinceridad y vulnerabilidad, a tu merced. Tú, que me conoces por mi nombre, no me abandones .”

Lección # 8: Presencia. Una relación conlleva o implica estar presente. Tu presencia está conmigo y mi presencia está contigo. Estar presente no significa solo presentarse. Significa que estás ahí con todo tu ser, totalmente imbuido, más que cualquier otra cosa en la que estés involucrado. En el trabajo, por ejemplo, parte de ti debería estar presente, pero no es saludable si todos están inmersos; siempre debes reservar parte de tu esencia para un propósito superior. En una relación amorosa, toda tu presencia es necesaria.

Lección # 9: Mira el rostro de tu amado/a. La expresión más plena de amor es cuando ves el “rostro” de tu amado/a. Rostro en hebreo es “panim”, que también significa “adentro”. Moisés, por lo tanto, en su gran anhelo por Di-s, pide ver Su rostro. Sin embargo, nadie puede ver el rostro de Di-s y existir. Los comentarios explican que la respuesta de Di-s a Moisés, “Verás Mi ‘espalda’ y Mi rostro no verás” debe leerse de la siguiente manera: “Verás Mi ‘espalda’ y Mi rostro, [pero Mi rostro] verás al no verlo.” La íntima esencia de Di-s sólo se puede experimentar (ver) al no verla, cuando no permites que tu “yo” se interponga en el camino. Tan pronto como tú mires, el “yo” no te permitirá ver a Di-s y existir. Sólo suspendiéndote en completo “bittul” te convertirás en un transparente canal pudiendo entonces “ver” a Di-s.

Lección # 10: Momentos privados. La presencia también incluye la necesidad, en ocasiones, de total privacidad, eliminando cualquier distracción. Como Di-s le dice a Moisés: “Esperame en la cima de la montaña. Ningún hombre puede subir contigo y nadie más puede aparecer en toda la montaña. Incluso el ganado vacuno y las ovejas no pueden pastar cerca de la montaña “. En este momento necesitas encerrarte conmigo en un oasis que te libera de todas las fuerzas sociales y ambientales, sin otras personas o la naturaleza alrededor.

Lección # 11: Exclusividad. Finalmente, una relación genuina involucra exclusividad. “No te inclines ante ningún otro dios, porque se sabe que Di-s exige adoración exclusiva”. No por los celos o el control, sino porque el amor lo abarca todo, es indivisible, no se puede dividir. Una relación con Di-s debe abrazar a Di-s en Sus términos, no en los nuestros. La adoración al becerro de oro es una adoración a un dios en términos humanos. Un dios creado por el hombre a la imagen humana, en lugar de Di-s que creó al hombre a Su Divina imagen.

Tuvimos la bendición de escuchar la conversación íntima entre Moisés y Di-s. Puede que no comprendamos completamente todas sus dimensiones, pero podemos extraer muchas lecciones de este intercambio.

Algunas de las lecciones ya se mencionaron. Se pueden explorar muchas más [Me encantaría escuchar cualquier pensamiento que pueda tener]. También se pueden aprender lecciones de los trece atributos Divinos revelados a Moisés en el proceso [que se discutirá en un artículo futuro]. La clave es entender que la relación entre Moisés y Di-s puede ayudarnos a lidiar con problemas de relación, entre usted y usted mismo, entre usted y sus seres queridos, entre usted y Di-s.

Muchos de nosotros hemos crecido con la imagen de un Di-s que se sienta poderoso en el cielo, desapegado, enojado, lleno de ira, esperando castigarnos por nuestros pecados. Al menos, el diálogo de esta semana entre Moisés y Di-s disipa ese mito y nos enseña que nuestra relación con Di-s es mucho más compleja, mucho más sutil. Es una relación muy personal, de naturaleza íntima y que toca lo más profundo de nuestro ser.

Para citar al rabino Levi Itzjak Berditchev: El dios en el que tú no crees, yo tampoco creo.

Quizás nuestro gran desafío sea destruir nuestros falsos dioses y falsas imágenes de Di-s, y permitir que se nos presente al Verdadero Di-s: el que le habla a tu alma de la manera más íntima.

Según tomado de, https://www.meaningfullife.com/ki-tissa-face-g-d/?ct=t%28WN%24The+Face+of+G-d%29

Traducido por, drigs CESJPR

 
Leave a comment

Posted by on March 6, 2021 in Uncategorized

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

 
%d bloggers like this: