Cuando des a otros, no te olvides de ti mismo

Pinjas (Números 25:10-30:1)

Cuando des a otros, no te olvides de ti mismo

Moshé le habló a Hashem, diciendo: ‘Que Hashem, Dios de los espíritus de toda la carne, designe un hombre sobre la asamblea, quien saldrá delante de ellos y entrará delante de ellos, quien los sacará y los meterá, para que la asamblea de Hashem no sea como ovejas sin pastor’. Hashem le dijo a Moshé: ‘Toma para ti a Yehoshúa, hijo de Nun, un hombre en el cual hay espíritu, y apoya tu mano sobre él… por su palabra saldrán y por su palabra entrarán, él y todos los hijos de Israel junto con él, y toda la asamblea”. Moshé hizo tal como Hashem le había ordenado. Tomó a Yehoshúa… Apoyó sus manos sobre él y lo ordenó, tal como Hashem dijo a través de Moshé’”(Bamidbar 27:18-23).

Rashí, el comentarista clásico del Jumash, señala que cuando Moshé colocó sus manos sobre Yehoshúa, lo hizo con generosidad y fue más allá de lo que había sido ordenado. Hashem le pidió que colocara sólo una mano sobre su cabeza y Moshé colocó las dos, convirtiéndolo (figurativamente) en una vasija llena y desbordante, llenándolo con sabiduría en abundancia.

Estas palabras de Rashí nos enseñan una idea muy relevante para todos aquellos que estamos en una posición de liderazgo (1): para poder influenciar apropiadamente a otros y poder satisfacer adecuadamente las necesidades ajenas, debemos convertirnos en “vasijas llenas y desbordantes”.

Sólo podemos dar a los demás de lo que se desborda de nuestras vasijas. Si no estamos continuamente llenando nuestras propias vasijas, eventualmente nos vaciaremos y no tendremos nada que compartir. Si nos dedicamos a la enseñanza, debemos seguir aprendiendo y “llenando nuestras vasijas” y dar a los demás de lo que se desborda.

Con frecuencia vemos personas que se dedican a la comunidad, ya sea ocupándose de la enseñanza o del trabajo comunitario y vemos que ya están agotados, se vaciaron, se hartaron de compartir. Una de las razones de este fenómeno tan frecuente es porque se entregaron tanto a otros que olvidaron llenar sus propias vasijas.

Para seguir impactando positiva e indefinidamente a otros, no debemos relegar nuestro propio crecimiento.


1. Este es el contexto de los versículos: Hashem le está pidiendo a Moshé que elija a Yehoshúa como el futuro líder del pueblo judío.

Segun tomado de, http://www.aishlatino.com/tp/s/la-personalidad-humana/Cuando-des-a-otros-no-te-olvides-de-ti-mismo.html?s=mm el miercoles, 12 de julio de 2017.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s