La bendición del auto-conocimiento

Vezot Habrajá(Deuteronomio 33-34)

“…Cada uno de acuerdo a su propia bendición”. (Génesis 49:28)

Los Sabios nos dicen que Yaakov deseó revelarles el ketz, el momento de la redención final, a sus hijos, pero que fue ocultado de él. Entonces, en lugar de eso, los bendijo.

Ahora bien, si Yaakov quería revelar el ketz, ¿cómo pudo inmediatamente comenzar con bendiciones, sin ninguna preparación previa? Segundo, ¿bendijo realmente a todos sus hijos? La Torá parece decir que cada uno recibió su bendición particular – “cada uno de acuerdo a su propia bendición” (Génesis 49:28) – pero Reubén, Shimón y Leví fueron castigados, mientras que muchos de los otros fueron simplemente comparados a varios animales.

El Midrash dice que las letras jet y tet no aparecen en los nombres de las diferentes tribus. Ningún jet – es decir, pecado o deficiencia – se puede encontrar en sus nombres. Es por eso que Yaakov quiso revelarles el final de los días. Pero también vio que las letras kuf y tzadik – formando la palabra ketz – tampoco aparecían en sus nombres. Por lo tanto, cambió de opinión.

¿Implica esto, Dios no lo quiera, que la redención final no es inherente a la nación judía?

Otro Midrash da la siguiente analogía. Un confidente del rey estaba muriendo y llamó a sus hijos a su lecho para revelar los secretos reales que el rey le había confiado. Sin embargo, antes de comenzar, vio que el rey también estaba a su lado. Inmediatamente sustituyó una exhortación a sus hijos para proteger el honor del rey como es adecuado en lugar de dar el mensaje que quería originalmente. De la misma manera, Yaakov quiso revelar los secretos del Mashiaj, pero vio que la Shejiná (Presencia Divina) estaba a su lado y por vergüenza, los sustituyó por las bendiciones.

Este Midrash, al igual que el anterior, pareciera implicar que el ketz no fue olvidado por Yaakov sino que fue omitido por vergüenza. Otra dificultad con el segundo Midrash es la analogía del confidente del rey. ¿Cómo pueden las bendiciones de Yaakov compararse a una exhortación a obedecer al rey y a honrarlo?

El Midrash relata que en mérito de “los nombres de los hijos de Israel” existen todas las huestes del cielo y la tierra. ¿Qué hay en un nombre? Los libros sagrados nos dicen que el nombre de una persona o un objeto expresa su esencia. Así, Adam exhibió su genio al nombrar a todos los seres creados, identificando a cada uno con su esencia.

* * *

Materializando el Potencial

Antes de la construcción del Tabernáculo, Dios le dijo a Moshé que le informe al pueblo judío: “Contemplen el hecho de que lo he llamado por el nombre de Betzalel“. Dios hizo hincapié en que al darle un nombre a Betzalel lo había imbuido con todas sus habilidades fenomenales. Aprendemos de Betzalel que cada uno de nosotros, sin excepción, es bendecido con talentos y habilidades únicas. Todos estos regalos nos son dados desde Arriba con la expresa intención de que sean utilizados para el fortalecimiento de la Torá y del pueblo judío. Al igual que los talentos de Betzalel le fueron obviamente conferidos para permitirle construir el Mishkán.

El Midrash relata que toda persona tiene varios nombres: el que Dios le da, el que le dan sus padres, el nombre con el que lo llaman sus amigos y, por sobre todo, el que se gana para sí mismo. A todo el mundo se le imparte una cantidad de talentos y habilidades; algunos son dados directamente por el Cielo, otros son el resultado de herencia y ambiente. Pero los más importantes son los que vienen en virtud del desarrollo y la materialización del potencial propio.

De ese modo, el Midrash dice que el ángel llamó: “¡Abraham, Abraham!” en la culminación de la Akedá – es decir: “Abraham de arriba y Abraham de abajo”. El nombre celestial de Abraham, que reflejaba su verdadero potencial, fue materializado e igualado por su estatura aquí en la tierra.

* * *

El Grito del Alma

EL Talmud (Ioma 20b) dice que antes de la muerte, el alma da un grito que es oído desde un extremo al otro del mundo. Rabí Jaim de Volozhin explica que antes de partir de este mundo, Dios le muestra a la persona una imagen de lo que podría haber sido si hubiera desarrollado todo su potencial y lo contrasta con lo que realmente logró. Cuando el alma ve el abismo que hay entre estas dos imágenes, grita.

¿Por qué este grito es descrito como yendo “de un extremo al otro del mundo” y no “desde el comienzo del mundo hasta su final”? Quizás podemos explicar esto con el siguiente prefacio. Hay una disputa entre Rav y Shmuel en el Talmud (Meguilá) sobre si las provincias de Odu y Kush estaban en los extremos opuestos del mundo o si estaban una junto a la otra. El Gaón de Vilna explica que ambas opiniones son ciertas, porque dos puntos cualesquiera del globo que están uno al lado del otro cuando viajamos hacia el este, inevitablemente están en el extremo opuesto del mundo cuando viajamos hacia el oeste. Por lo tanto, si un punto del globo es visto sólo como un punto, es insignificante, pero si es visto como el comienzo de un final lejano, abarca un mundo entero.

Los talentos, las habilidades y las capacidades son puntos de potencial. Pero, si permanecen como un fin en sí mismos, son puntos insignificantes. El alma grita por el fracaso de esos puntos de crecer y cruzar mundos enteros.

El desarrollo y perfeccionamiento de este mundo depende de la materialización del potencial individual de cada judío. Es bajo esta óptica que el mundo fue creado para los nombres del pueblo judío. El Midrash nos dice que se alude a la redención final en los nombres de las tribus, porque ellos contienen el potencial para llevar al mundo a su redención final.

El Mashiaj puede venir en dos momentos posibles: en la fecha límite predeterminada, o antes de esa fecha si lo ameritamos. Yaakov vio la perfección inherente en los nombres de sus hijos. No había jet, no había deficiencia en sus capacidades potenciales. Por lo tanto, no había necesidad de que el Mashiaj se demorara hasta el ketz, la fecha límite predeterminada. Yaakov vio que si perfeccionaban su potencial, el Mashiaj podría venir antes del ketz. Por eso, las letras kuf tzadik no aparecen en sus nombres.

* * *

Confidente del Rey

Bajo esta luz reexaminaremos el Midrash del confidente del rey. El confidente se dio cuenta de que si le contaba a sus hijos los misterios del rey ellos conocerían la información de segunda mano. Pero, por otro lado, si pudiera inspirarlos para que honraran cuidadosamente al rey, ameritarían convertirse en sus confidentes y escucharían los secretos de primera mano.

De la misma manera, Yaakov deseó revelarles el ketz a sus hijos pero, después de advertir el potencial inherente en ellos, eligió darles lo que obviaría el ketz y traería la redención de manera más temprana.

La bendición más grande que se puede dar es iluminar a otro y hacer que se conozca a sí mismo. La Mishná (Avot 3:18) dice: “El hombre es precioso por haber sido creado a imagen de Dios, y aún más por haber sido informado de que fue creado a imagen de Dios”. El conocimiento de las habilidades y los talentos propios, al igual que los defectos y las limitaciones, es la mayor bendición, es lo que le permite a una persona materializar su misión Divina en este mundo.

Yaakov entendió que la redención final dependía del desarrollo del potencial de sus hijos, el potencial inherente en sus nombres. En lugar de revelar la fecha límite para la redención, eligió bendecirlos con el conocimiento de ellos mismos que los ayudaría a traer la redención en un momento más temprano. De acuerdo a esto, el conocimiento de las capacidades que poseían era en sí mismo una bendición.

Mientras terminamos de leer la Torá, que nos fortalezcamos para desarrollar el potencial único inherente en nuestros nombres para el fortalecimiento y la elevación de la Torá y del pueblo judío, y que así traigamos la Redención Final rápidamente y en nuestros días.

Según tomado de, http://www.aishlatino.com/tp/i/pr/La-bendicion-del-auto-conocimiento.html

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s