RSS

La diferencia entre la autocompasión y la autoconmiseración

11 Nov

por Rabbi Simon Jacobson

Muchos de nosotros no somos compasivos con nosotros mismos porque equiparamos la autocompasión con la autoconmiseración. Aquí está la diferencia entre los dos. Ya no tienes que sentir que estás siendo autoindulgente cuando te das la compasión que te mereces.

¿Qué es la autocompasión?

La autocompasión (el atributo cabalístico de tiferet) es una fusión de tres atributos emocionales: el derramamiento gratuito de amor, más la autodisciplina, más el elemento de la verdad. En otras palabras, la autocompasión apropiada es una dosis saludable de amor propio, combinada con una dosis saludable de autocrítica productiva, equilibrada al verse a sí mismo con honestidad.

Cuando las cosas van mal, aquí está la respuesta emocional de una persona con autocompasión saludable: “Me respeto incondicionalmente a mí mismo, por lo tanto, no me define esta situación desagradable. Sin embargo, seré responsable y veré en qué contribuí al problema. No me voy a odiar ni a sentirme mal por mí mismo; en cambio, veo claramente que soy fundamentalmente bueno, pero que necesito rectificar algunas cosas. Actúo y no me detengo en mis problemas. En medio de todo esto, me preocupo de mis necesidades espirituales y físicas “.

¿Qué es la autoconmiseración?

La autoconmiseración es sentir pena por las desgracias y los errores de uno, y permanecer en ese lugar emocional de miseria durante demasiado tiempo. La autoconmiseración puede incluir la negación (o ambas) de nuestra responsabilidad en un problema, y/o la obsesión por las deficiencias de uno. La autoconmiseración tiende a ser más narcisista que productiva.

Un buen barómetro para reconocerla es preguntarse: “¿Puede este sentimiento ayudarme a trascender mi problema o me siento estancado? ¿Me motiva o me desmoraliza? ¿Puedo aceptar el pasado, aprender de él y seguir adelante? ¿O estoy viviendo en el pasado mientras me preocupo por el futuro? ¿Me siento víctima? ” Otro signo de autoconmiseración es complacer los deseos físicos de uno (comerse un cuartillo de helado para sentirse temporalmente feliz) en lugar de cuidar con ternura y amor la salud.

Cómo transformar la autoconmiseración en autocompasión

Cuando se sienta desmoralizado/a por la autoconmiseración, dé un paso atrás y evalúe qué parte del problema es el resultado del comportamiento de los demás, que no está bajo su control, y qué parte del problema es su culpa. Averigüe qué parte del problema no puede cambiar y qué parte del problema puede rectificar. Entonces actúe. Ocúpate de tus necesidades físicas y espirituales de una manera suave mientras tomas medidas para reparar lo que sí puedes cambiar. Recuerda siempre que tu alma es quien eres, no tus errores o desgracias, y deja que la voz suave y apacible de tu alma te guíe.

Ejercicio

¿Me estoy tratando con amor y compasión? ¿Me estoy asegurando de cuidar mis necesidades físicas y espirituales? Tómate un momento para darte una palmadita en la espalda. Dite a ti mismo que estás haciendo tu mejor esfuerzo al escuchar a tu cuerpo y tu alma.

Según tomado de, https://www.meaningfullife.com/the-difference-between-self-compassion-and-self-pity/?utm_source=Meaningful+Life+Center&utm_campaign=022115b419-SW%24The+Difference+Between+Self-Compassion+and&utm_medium=email&utm_term=0_0bcb4308af-022115b419-82300793

Traducido por drigs (CEJSPR)

 
Leave a comment

Posted by on November 11, 2020 in Uncategorized

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

 
%d bloggers like this: